Salvaje enfrentamiento a tiros de barras de Racing e Independiente en un barrio de Avellaneda

El choque se dio luego del encuentro entre la Academia y Talleres en el Cilindro, cuando “Los Pibes de Racing” concurrían al estadio a retir...

El choque se dio luego del encuentro entre la Academia y Talleres en el Cilindro, cuando “Los Pibes de Racing” concurrían al estadio a retirar las banderas y se encontraron con la facción del Rojo que para en el barrio 4 de junio de Avellaneda.


La vuelta del público argentino a los estadios es un tema que aún está pendiente de resolución. Si no fuera porque los barras tienen el dominio de la situación, la cuestión ya estaría saldada. Y ayer, tras el partido entre Racing y Talleres en Avellaneda, ocurrió otro hecho que pone más sombras a una decisión que en principio no debería seguirse postergando: hubo un enfrentamiento entre la nueva barra de Racing y un grupo de la barra de Independiente que para en el barrio 4 de junio de Avellaneda, que terminó con un herido de bala, autos y negocios rotos y sembró terror en toda la zona, tal como lo demuestran los múltiples videos que tomaron los vecinos.

Todo comenzó cuando el autodenominado grupo Los Pibes de Racing, la nueva facción que comanda la tribuna de la Academia, regresó al estadio a retirar las banderas que había puesto en las tribunas previo al comienzo del encuentro, como en cada partido que el equipo de Claudio Ubeda juega de local. La barra se desplazaba en varios autos particulares y en un colectivo, y al pasar por el barrio 4 de junio, justo en el cruce de las calles Vélez Sarsfield y Limay, se encontró con que había 15 barras de Independiente en la calle. 



Primero fueron insultos de un lado a otro, después algunos piedrazos hasta que la barra de Racing decidió bajarse y entrar al barrio a producir un enfrentamiento que fue tremendo, porque a la superioridad numérica inicial de los violentos de la Academia que empezaron rompiendo todo lo que estaba a su paso, la gente del barrio respondió y hubo varias detonaciones de armas de fuego quedando dos heridos, ambos de Racing, uno llamado Jesús Bogado con un orificio de bala a la altura del peroné que debió ser internado aunque ya está fuera de peligro. Todo duró varios minutos hasta que llegó la Policía, que estaba a diez cuadras del lugar, en el estadio, finalizando el operativo de seguridad.

El enfrentamiento se dio en un barrio que está a sólo diez cuadras del estadio, y que no tenía custodia policial al momento de un hecho que vuelve a poner en foco la cuestión de qué se hizo en este largo año y medio de pandemia sin público en las canchas, para terminar con el flagelo de las barras. Y la respuesta parece ser siempre la misma: nada.

Fuente: (Zona Sur Diario / Infobae)

Noticias relacionadas

Zona Sur 1453429628445046006

Publicar un comentario

emo-but-icon

Buscar noticias

Lo último

Populares

item