Lanús: aguardan pericias para determinar si el acusado de un femicidio estuvo a la hora del hecho

Los investigadores del presunto femicidio de una joven de 21 años, encontrada ahorcada con una sábana el viernes último en una casa de la lo...

Los investigadores del presunto femicidio de una joven de 21 años, encontrada ahorcada con una sábana el viernes último en una casa de la localidad bonaerense de Villa Caraza, aguardan los resultados de una serie de peritajes para determinar la data de muerte y confirmar si el acusado detenido estuvo con ella a la hora del hecho, informaron hoy fuentes de la investigación.



En tanto, el imputado, identificado como Ariel Alberto Martínez (47), se negó a declarar ante la fiscal de la causa, Soledad Garibaldi, por el delito de "homicidio agravado" de Milagros Orieta y continuará detenido.

Fuentes de la investigación informaron que el resultado de la autopsia confirmó que la joven falleció por "asfixia mecánica", al tiempo que restan hacer pericias como la de "humor vítreo" que se extrajo al cuerpo, entre otras.

El humor vítreo es un líquido transparente que rellena el espacio entre la superficie interna de la retina y la cara posterior del cristalino del ojo.

Según las fuentes, la pericia sobre esa especie de gelatina da la data más exacta de muerte y eso serviría para posicionar o no al imputado en el lugar al momento de la muerte.

Para obtener esos resultados, los especialistas analizan distintas sustancias presentes en el humor vítreo e introducen las cifras en un software que es capaz de determinar el instante en el que ocurrió el deceso.

"En principio se le imputó un femicidio, el hombre que fue aprehendido se negó a declarar y el juez de Garantías lo dejó detenido. Ahora restan las pericias y demás pruebas para llegar a la verdad", dijo a Télam un vocero encargado de la pesquisa.

El hecho fue descubierto el viernes a la tarde en una casa situada en Yerbal al 3.300, entre Estados Unidos e Islandia, de Villa Caraza, partido de Lanús, en la zona sur del conurbano.

La investigación comenzó cuando un Martínez llamó al número de emergencias 911 y personal de la comisaría 9na. de Villa Caraza se entrevistó con él, quien les relató que había encontrado muerta en la habitación de su vivienda a Milagros, con la que mantenía una relación sentimental.

El hombre aseguró que el jueves por la tarde pasó a buscar a la joven por su trabajo y llegaron a su casa alrededor de las 17.

Al día siguiente, pasadas las 6, el acusado dijo que se fue para su trabajo de repartidor en la Ciudad de Buenos Aires y volvió cerca de las 12.30.

El hombre afirmó que ingresó a la habitación y encontró a Milagros arrodillada con sábanas en su cuello, añadieron los voceros.

Personal del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) constató que Orieta estaba fallecida.

Por su parte, los peritos policiales establecieron que el deceso fue por asfixia mecánica con una sábana anudada al cuello y atada por su otro extremo al rincón de la puerta, dijeron las fuentes.

Los pesquisas determinaron que no había signos de violencia en la puerta de ingreso o ventanas ni tampoco había faltantes de elementos de valor, inclusive en la cartera de la víctima secuestraron unos 30.000 pesos.

"La causa comenzó como un suicidio pero se fueron sumando pruebas que orientaron la investigación hacia un femicidio", precisó  un vocero

Al respecto, familiares de Milagros señalaron que ella sufría violencia física y que habían visto lesiones en su cuerpo en otras oportunidades.

En tanto, el personal policial secuestró en el lugar varios blíster vacíos de medicación psiquiátrica y teléfonos celulares para ser peritados.

Fuente: (Zona Sur Diario / Télam)

Noticias relacionadas

Zona Sur 1292169985660027535

Publicar un comentario

emo-but-icon

Lo último

Populares

item